Sobre la Reunión con Richard Cohen con especialista en Diversidad y Derechos Sexuales

México D.F. a 6 de Octubre de 2014

El Pasado lunes 6 de Octubre presenciamos en COPRED, una reunión privada de 12 personas líderes en cuestiones de diversidad sexual, donde hubo un intercambio de ideas con el escritor, conferencista y Terapeuta Richard Cohen, fundador y antiguo director ejecutivo de la «Fundación Internacional de Curación», en donde organiza seminarios y charlas basados en sus teorías para cambiar la orientación sexual de personas homosexuales y bisexuales que no desean serlo.

En la reunión compartió que desde su experiencia personal y teniendo práctica terapéutica por 27 años las personas que no son felices con su orientación homosexual, tienen la posibilidad de cambiar y llevar a cabo su sueño de tener una vida y relación familiar heterosexual. Sin mostrar evidencias al respecto afirmo su libertad de promover su teoría.

Se le pidió opinión sobre las diversas organizaciones psicológicas, terapéuticas, sexológicas y médicas que han rechazado su postura a lo que contestó: Solo sé que no quieren aceptar lo que digo por cuestiones políticas.

Las y los participantes expresaron su descontento a las propuestas de Cohen, las cuales escucho detenidamente. Entre los tantos temas, se le cuestionó si no es una bisexualidad lo que él experimenta, lo cual negó explicando que un AMS (atracción al mismo sexo, término que emplea para las personas que viven una situación parecida a la de él) es una persona infeliz que trabaja en terapia, con el propósito de sanarse al adoptar una orientación heterosexual.

Cohen fue muy persistente sobre su promoción a la unión familiar, basada en el amor, trabajando sólo con la gente que quiere cambiar. Dijo estar en contra de la homofobia y a favor de la homosexualidad cuando se es feliz con ella. Sin embargo los integrantes de la mesa opinamos que su propuesta es tendenciosa y ha propiciado separación familiar, incitación al odio y a la homofobia, generando una persecución de padres a sus hijos por no querer cambiar cuando existe "una opción" para hacerlo. Además de violentar los derechos humanos.

Le fueron evidenciadas las estadísticas de Caitlin Ryan respecto a los daños de la no aceptación familiar de la homosexualidad, a lo que respondió que no es su responsabilidad la forma en la que las personas mal entienden su mensaje.

Comentó sobre los derechos a la libertad de expresión y a las personas que no están definidas en su orientación sexual. Se le contestó que la libertad de expresión tiene límites, cuando lastima y daña a terceros, así como cuando violenta los derechos humanos, lo cual es inadmisible en la Ciudad de México.

Pareciera que utiliza un método mercadológico para jalar masas de gente con un mensaje que dice "Comprender y Sanar la Homosexualidad", y llenar sus conferencias a nivel mundial, situación que genera un grave daño al grupo de gente que es homosexual y/o vive con personas homosexuales, atentando contra su bienestar en la sexualidad y su salud en general.

La COPRED concluyo diciéndole que no es bienvenido en nuestra ciudad promoviendo su ideología.

Responsables de la publicación:
Juan Antonio Rodríguez y Rinna Riesenfeld Robinson.