personalidad

PRONUNCIAMIENTO DE LA FEDERACIÓN MEXICANA DE EDUCACIÓN SEXUAL Y SEXOLOGÍA ANTE LAS RECIENTES OPINIONES SOBRE EL SEXO Y EL GÉNERO

La Federación Mexicana de Educación Sexual y Sexología, A.C. (FEMESS) fundada en 1995, asocia a la fecha a más de cincuenta organizaciones en la República Mexicana, cuyos objetivos están vinculados con la promoción y defensa de los derechos humanos con énfasis en los derechos sexuales y derechos reproductivos, a través de la investigación, educación, servicios de salud sexual y reproductiva, incidencia en políticas públicas y cambios legislativos, entre otras actividades relacionadas con la sexología. Es integrante de la Asociación Mundial para la Salud Sexual (WAS).

La FEMESS y la WAS, junto con otras organizaciones e instituciones dedicadas a las ciencias como: biología, psicología, filosofía, sociología y otras ciencias sociales, reconocen a la sexología como un campo transdisciplinario en donde las teorías y las ideas evolucionan y se actualizan constantemente bajo el escrutinio científico y en el marco de una ética humanista. Su quehacer es promover la justicia social, la igualdad, inclusión y no discriminación, sustentado en los derechos humanos y la interseccionalidad, buscando siempre generar respeto hacia las diferentes comunidades humanas, en especial aquellas que son invisibilizadas, estigmatizadas, discriminadas y violentadas.

FEMESS reconoce la importancia de espacios de diálogo en donde se puedan compartir argumentos con base científica, expresiones socioculturales, políticas y académicas, en torno al género y la sexualidad, reconociendo el derecho a la libertad de cátedra, de pensamiento y libre expresión.

A partir de la evidencia científica FEMESS reconoce que el libre desarrollo de la personalidad requiere de una vivencia de la sexualidad capaz de enfrentar el conflicto y la angustia desde la No-Violencia de manera que el bienestar se vea favorecido en cada una de las etapas de la vida. El apoyo y el reconocimiento de la identidad son fundamentales para la autoestima y el empoderamiento de las personas.

Muchas mujeres trans e intersexuales han encontrado en los feminismos un espacio seguro, en donde son reconocidas y valoradas, adquiriendo herramientas necesarias para hacer frente a las violencias. Nos preocupan las descalificaciones, el no reconocimiento y la exclusión de las personas trans e intersexuales basadas en la ignorancia y los prejuicios.

Consideramos prioritario el respeto a la autonomía corporal, sin excluir en este marco de derechos a ninguna persona que se identifique como diferente y que pueda estar en situación de vulnerabilidad y discriminación.

EXHORTAMOS A:

  • Incorporar el derecho al libre desarrollo de la personalidad como un elemento clave en las reflexiones sobre género y sexualidad.
  • Reconocer el valor de los diálogos respetuosos e incluyentes, favoreciendo la construcción de acuerdos y la búsqueda de consensos que conduzcan a la convivencia armónica entre las personas.
  • Impulsar la Educación Integral en Sexualidad (EIS), como la herramienta idónea para evitar estereotipos, prejuicios y violencias, que dañan el bienestar de todas las personas.
  • Reconocer las contribuciones que ofrece la sexología al ámbito del conocimiento y sus impactos en la formulación de políticas públicas que contribuyen al avance del reconocimiento de los derechos sexuales y los derechos reproductivos.

RECOMENDAMOS

  • Promover espacios libres de omisión de realidades, análisis sesgados o ausentes, ideologías o intereses particulares que estigmatizan y discriminan; y fomentar aquellos que fortalecen la expresión de las diversidades humanas.
  • Fomentar encuentros de diálogo que permitan de manera respetuosa y cuidadosa, las expresiones de la diversidad sexual en el marco de los derechos humanos. Nos manifestamos por el más amplio respeto a la multiplicidad de formas de expresión de la sexualidad y el género, por lo que rechazamos cualquier descalificación, discriminación, marginación o persecución por razones relacionadas con la sexualidad de todas, todos y todes./li>
  • La FEMESS sostiene que el respeto a los derechos humanos de todas las personas es el camino para conseguir la igualdad, la inclusión, la dignidad, la democracia, la justicia y la paz.