DECLARACIÓN DEL VI CONGRESO NACIONAL DE EDUCACIÓN SEXUAL Y SEXOLOGÍA FEMESS - GUADALAJARA JALISCO 2006

Nuestras Sexualidades: Caminos andados, nuevas visiones
Declaración VI Congreso Nacional de Educación Sexual y Sexología
V Congreso FEMESS (Federación Mexicana de Educación Sexual y Sexología)

Reunidas durante cuatro días para conocer, reflexionar, discutir y compartir las diversas experiencias que como personas educadoras y estudiosas de la sexualidad humana enfrentamos desde nuestro quehacer cotidiano, manifestamos al finalizar los trabajos de este congreso:

La educación de la sexualidad es el pilar fundamental para lograr la salud sexual entendida como el estado de bienestar físico, emocional, mental y social relacionado con la sexualidad.

Que estamos llamadas desde el ejercicio técnico científico y ético a trabajar, facilitar y promover los mayores niveles de salud sexual de las mujeres y hombres mexicanos en cualquiera de las etapas de la vida que se encuentren.

Que desde el lugar que ocupamos en esta sociedad nuestro trabajo resulta imprescindible para contribuir al pleno desarrollo de las capacidades humanas y de autorealización personal y colectiva, al desarrollo de una sociedad fundada en principios democráticos, con
libertad de creencias y con una vocación profunda de paz.

Resulta de alta trascendencia contar con políticas de gobierno y públicas que promuevan la educación de la sexualidad fundamentada en el conocimiento científico, sólo así evitaremos las altas tasas de embarazos y suicidios en adolescentes, mortalidad materna, cáncer
cérvico uterino e infecciones por vih/sida.

Que el contexto actual nos demanda retos políticos y sociales dirigidos a asegurar y proteger los derechos sexuales para todas las personas, a evitar el oscurantismo y el retroceso en el reconocimiento de los derechos que han sido producto de una lucha histórica. No existe democracia si quienes nos gobiernan no son capaces de garantizar el estado de derecho y de laicidad.

Congruentes con nuestra Declaración de Principios refrendamos nuestro compromiso de trabajo como especialistas para la planeación e instrumentación de programas, políticas y leyes encaminadas a fortalecer y mejorar la salud sexual de la población.

Demandamos sea incorporado el derecho a la educación de la sexualidad en el artículo tercero de la Constitución Federal de los Estados Unidos Mexicanos e invitamos a todas las entidades federativas a que hagan lo propio en el mismo sentido.

Exigimos a quienes nos gobiernan programas de educación sexual a todos los niveles, la creación e impulso de programas de salud sexual a todos los niveles. Ni un paso atrás en la difusión de los libros de textos.

Guadalajara, Jalisco, 9 de septiembre de 2006