Iniciativa matrimonio personas mismo sexo

La Federación Mexicana de Educación Sexual y Sexología A.C. (FEMESS), institución que asocia a 50 organizaciones del país dedicadas a la educación y terapia sexual en la academia y la investigación científica para promoción de la salud sexual, apoya decididamente la iniciativa de matrimonio civil entre personas del mismo sexo, presentada en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal por el Diputado David Razú y varios grupos parlamentarios, junto con una amplia representación de la sociedad civil.

En la FEMESS, organización nacional perteneciente a la Asociación Mundial para la Salud Sexual (WAS), consideramos que dicha iniciativa de ley es un paso trascendental que contribuye significativamente a la construcción de una cultura democrática en concordancia con los derechos humanos y las libertades fundamentales de la persona, respetuosa de la diversidad sexual y consecuentemente de la educación y salud sexual de toda la población. Las sexólogas y los sexólogos de México hemos sustentado esta posición en nuestra Declaración de Principios desde el año 1996.

Las personas con orientaciones sexuales distintas a la heterosexualidad no han sido consideradas ciudadanas con plenos derechos, habida cuenta de que su acceso a la posibilidad de contraer matrimonio civil no es posible si aman a una persona del propio sexo, situación que ha favorecido, según estudios científicos, que una proporción de cuando menos el 20% de los hombres y mujeres con orientación homosexual se vean social y familiarmente presionados para casarse con personas aún sin atracción sexual o amorosa. Con lo anterior suelen presentarse complicaciones psicoafectivas con las parejas y los hijos e hijas que a su vez conllevan frecuentemente secuelas emocionales y sociales de gran magnitud, debidas al machismo, al heterocentrismo y la homofobia.

Por otro lado, existe abundante evidencia antropológica de que las civilizaciones y el orden social no dependen del matrimonio como una institución exclusivamente heterosexual. La experiencia moderna de varios países que han legislado sobre matrimonio y uniones civiles entre personas homosexuales indica con claridad que lejos de socavar la institución familiar y la sociedad misma, propicia estabilidad y relaciones armónicas.

Por la mesa directiva de la FEMESS

Lic. Luis Perelman Javnozon Presidente